Ana Katzen

Consejos para escribir fantasía y reseñas de literatura fantástica

googleplusrss

1
Cómo crear una buena dinámica entre personajes I
2
Reto #LeoAutorasOct + actualización de mi vida
3
Cómo escribir peleas (in)creíbles: planificar una pelea
4
Reseña — Conexión — Neal Shusterman
5
¿Es el medio más importante que la historia?

Cómo crear una buena dinámica entre personajes I

Una de las labores más complicadas a la hora de escribir una novela es crear buenos personajes. Cuanto más crucial el personaje, más complicado es desarrollarlo: conviene que tenga una personalidad definida, una historia, se exprese de cierta manera, ostente su propio mundo interno y más. Sin embargo, uno de los aspectos que muchas veces no se explota a cabalidad es la dinámica entre los personajes.

Cierto, nos aseguramos de que la relación entre cada quién quede bien establecida: esta chica es la novia del protagonista, este es su mejor amigo, este tipo le cae mal… pero raras veces trabajamos la dinámica en sí.

¿Que qué es la dinámica? Es la forma en la que los personajes interactúan con otros, trabajando a favor o en contra de los demás dependiendo de la personalidad, los intereses y los conflictos de cada uno. Puedes crear personajes sin que tengan una buena dinámica, pero te estás perdiendo la oportunidad de aportarles mayor verosimilitud y profundidad. La dinámica es uno de los factores que elevan a un personaje de «bueno» a «inolvidable».

¿Te has dado cuenta de que hay personajes que, por uno u otro motivo, son geniales juntos? No es que se lleven bien todo el tiempo o que se necesiten mutuamente, sino que la mutua compañía le permite al lector explorar facetas que no saldrían a la luz de otro modo.

buena dinámica shrek y burro

Shrek y Burro, dos personajes con una muy buena dinámica.

 

No es lo que suele ocurrir en la fantasía juvenil, género en el que es bastante común encontrar dúos compuestos por chicos que cumplen una función muy puntual en el grupo: el valiente e impulsivo, la analítica y taimada, etc. En estas circunstancias, es casi necesario que el autor los ponga juntos a cada rato, pues al lector le resulta evidente que ambos carecen de las cualidades que el otro posee, que están incompletos. Son casi como siameses: no los puedes separar.

En cambio, hay grupos formados por personajes que no se complementan en el sentido estricto de la palabra. Son sólidos por derecho propio. Son independientes el uno del otro. Podrían incluso funcionar solos, sin la compañía del otro, y aun así serían buenos personajes en cualquier novela. Pero las facetas que aparecen cuando están juntos los hacen grandiosos.

La mejor forma de comprender el concepto es con un ejemplo: Lee Everett y Clementine, de The Walking Dead.

(Noooo, Anaaaa, no más videojuegooos).

Al principio del juego The Walking Dead, Lee está en la parte de atrás de un auto de policía, esposado. Un oficial lo escolta a la cárcel. ¿El cargo? Asesinato. Sin previo aviso, una persona se atraviesa en la autopista y el oficial hace una maniobra que vuelca el vehículo. Cuando Lee despierta después de tal sacudida y ve que el oficial de policía está tirado en el suelo con las extremidades rotas, lo primero que hace es llamarlo y preguntarle si está bien.

Con estos sucesos, sabemos que Lee cometió asesinato, pero sabemos también que es capaz de demostrar empatía y preocupación por el bienestar de los demás. El jugador intuye que no es un asesino a sangre fría, sino una persona normal que hizo algo estúpido.

Como personaje en un juego de zombis como The Walking Dead, Lee hubiera resultado formidable: educado, amable, templado, pero capaz de hacer lo necesario para sobrevivir. No obstante, esa no era la única faceta que el escritor del juego quería mostrar. Así que tras el accidente, Lee es perseguido por una horda de zombis y logra refugiarse en una casa, donde conoce a Clementine.

Pongo la escena en cuestión. Advertencia, sangre y pedacitos de cerebro de zombi por todos lados. Oh, y no pude poner la escena en español. La traducción es horrible):

Leer más

Reto #LeoAutorasOct + actualización de mi vida

Esta entrada llega MUUUUY atrasada, pero juro que tengo una explicación válida… que te daré al final de esta entrada porque tengo algo más importante que compartir.

No sé si te has enterado, pero hay una iniciativa circulando en las redes llamada «#LeoAutorasOct». ¿Que en qué consiste? Esta imagen lo explica todo:

leoautorasoct

Cuando me enteré de la iniciativa, me paré frente a mi estantería y descubrí que apenas el 20% de los libros en mi haber habían sido escritos por mujeres. No me sorprendió. Tengo un sesgo contra las mujeres, producto de varias ocasiones en las que un libro de fantasía terminó siendo de romance (y con triángulo amoroso, para completar). A mí me gustan las subtramas románticas, pero cuando están metidas con calzador o se apoderan de la trama, el argumento deja de atar mi atención.

No obstante, evitar autoras solo porque tuve algunas malas experiencias es irracional e hipócrita de mi parte. Sí, los triángulos amorosos están de moda y por lo general son las autoras las que recurren a ellos. Esto solo quiere decir que grandes grupos de lectores (y no tan lectores) se decantaron por este elemento, no que una cantidad considerable de autoras lo use. Así que decidí abofetearme a mí misma y dejar de ser tan güevona.

Leer más

Cómo escribir peleas (in)creíbles: planificar una pelea

Seguimos con la serie Cómo escribir peleas (in)creíbles. Hasta ahora nos hemos enfocado en las armas, los sistemas de combate y las diversas formas de infligir daño.  Así obtuvimos el conocimiento necesario para evitar los errores técnicos más comunes (como espadas largas que se llevan a la espalda). Sin embargo, un maestro de esgrima no tiene por qué saber cómo escribir una buena pelea. Eso nos toca a nosotros los escritores, por lo que ahora estudiaremos el aspecto narrativo. Lo dividiré en dos partes: en esta veremos cómo planificar una pelea; en la siguiente nos adentraremos ya en la narrativa propiamente dicha.

¿Que por qué conviene planificar la pelea antes de escribirla? Porque las escenas de acción son fregadas, mano. Por lo general, siguen una estructura que lleva la tensión al máximo, pero las acciones de los personajes parecen naturales y hasta espontáneas cuando están bien escritas.

No hay una sola forma correcta de escribirlas, pero sí mil y un maneras de meter la pata. Planificar disminuye la probabilidad de que tengas algún problema y reduce el tiempo que pasas frente a la pantalla averiguando qué demonios va a pasar ahora.

En mi opinión, hay tres cosas que conviene definir: el tono, el escenario y la estructura de la pelea.

Leer más

Reseña — Conexión — Neal Shusterman

Conexión es la última entrega de la saga distópica juvenil Desconexión, de Neal Shusterman.

reseña conexión neal shusterman

Sinopsis

La Ciudadanía Proactiva, la compañía que creó a Cam a partir de órganos de adolescentes desconectados, tiene para él oscuros planes militares. Pero, por debajo de ese horror, yace otro horror igualmente impactante: el hecho de que la Ciudadanía Proactiva lleva años suprimiendo la tecnología que podría hacer completamente innecesaria la desconexión. Mientras Connor, Risa y Lev descubren estos impactantes secretos, los airados jóvenes empiezan a protestar, exigiendo justicia y un futuro mejor.

Pero aparecen nuevos problemas: el grupo de “niños de la cigüeña” liderados por Starkey se va convirtiendo en más potente y combativo con cada nuevo reclutamiento. Si consiguen lo que pretenden, destruirán las cosechadoras hasta los cimientos y pondrán a cada uno de los adultos que encuentren en ellas ante un pelotón de fusilamiento… lo cual podría acabar con cualquier posibilidad de un futuro pacífico para el mundo.

Ficha Técnica

Título: Conexión
Título original: UnDivided
Saga: Desconexión #4
Autor: Neal Shusterman
Traductor: Adolfo Muñoz
Editorial: Anaya
ISBN: 978-84-698-0892-4
472 páginas
Precio: 17,95 / 5,99 €
Leer primeras páginas

 

goodreads

Leer más

¿Es el medio más importante que la historia?

Hace un tiempo, Rafael de la Rosa hizo una encuesta en Twitter en la que planteaba una pregunta muy sencilla: «¿Consideras los videojuegos una forma de arte equiparable a la literatura para contar historias?». Para mí, la respuesta es un sí rotundo, lo cual no debería ser ninguna sorpresa dado que la industria de los videojuegos es lo que me alimenta. A lo mejor tengo un sesgo. Dicho esto, la encuesta y el debate resultante me hicieron caer en cuenta de que, para algunas personas, la literatura es un medio superior para contar una historia.

Y, con el debido respeto, creo que esto es pura paja. ¿Qué es más importante: la historia o el medio en el que se narra? Porque es indudable que no todos los libros son buenos, y que no todas las historias deberían ser libros.

Vayamos con algunos ejemplos antes de que me extienda y me vaya por mil tangentes. En mi época de adolescente, comencé a jugar un tipo de videojuego japonés conocido como «novela visual», género que se apoya en el texto, la imagen y el sonido para narrar una historia. Es un tipo de aventura conversacional, vamos.

A veces estas obras son lineales y lo único que debe hacer el jugador es hacer clic para que aparezca más texto en la pantalla. En otros casos, se usa la versatilidad del medio para permitirle al lector elegir su aventura, del mismo modo que un librojuego.

Descubrí una novela visual llamada Saya no uta (La canción de Saya), de Gen Urobuchi, una obra influenciada por H. P. Lovecraft. Trata de un joven estudiante de medicina, Fuminori, que sufre un accidente automovilístico y es sometido a un procedimiento quirúrgico que, si bien salva su vida, altera las funciones cognitivas de su cerebro. Fuminori ve el mundo cubierto de sangre, órganos y vísceras; los olores son todos pútridos y nauseabundos; los sonidos son discordantes y azotan su cordura. Fuminori incluso percibe a los humanos como abominaciones inenarrables.

Aquí te dejo la primera parte de la novela visual en español. Ponte los audífonos, pero asegúrate de que el volumen no esté a todo dar.

Leer más

Copyright © 2016 Ana Katzen.