Categoría Worldbuilding: creación de mundos

1
Lo que un escritor debe saber de supervivencia
2
Cómo puede un personaje vulgar enriquecer tu novela
3
Cómo escribir el fin del mundo
4
4 casos de doble moral que incorporar (o no) en la ficción
5
Worldbuilding 7: la gente y su cultura

Lo que un escritor debe saber de supervivencia

A los escritores de fantasía nos encanta lanzar a nuestros personajes a una aventura que los lleva a los rincones más oscuros del mundo. Para bien o para mal, es un tópico del género. Lo curioso es que la mayoría de los autores no sabe lo difícil que es sobrevivir largos períodos de tiempo en condiciones adversas, y un viaje por terreno salvaje suele serlo. O más complicado aún, puede que estemos trabajando en una obra postapocalíptica. Ya exploramos cómo escribir el fin del mundo, pero no hemos hablado de cómo garantizar la supervivencia de nuestros personajes en caso de desastre.

El asunto de la supervivencia es escabroso porque implica un sinfín de variables. En esta entrada exploraremos tres: la situación, las necesidades y el territorio.

La situación

No es lo mismo un holocausto nuclear que una pandemia zombi. Asimismo, un viaje a través de la jungla es muy diferente a una travesía por el desierto.

Tras un holocausto nuclear, los personajes tendrán que usar equipo adecuado para detectar radiación y protegerse de ella. La mayoría de las fuentes de agua natural estarán contaminadas, así como los suministros de comida silvestre. Los supervivientes de una pandemia zombi no tendrán que preocuparse por la radiación y probablemente puedan beber agua de un río y cazar y recolectar para subsistir, pero necesitarán estar atentos a los muertos además de cuidarse de los vivos.

La situación dicta qué recursos estarán disponibles y cómo podrán obtenerlos los personajes. Antes de que te pongas a escribir una obra sobre un astronauta que cultiva papas en Marte, deberías saber que las necesidades humanas son siempre las mismas independientemente de la situación. Entre los que hacemos senderismo, es muy popular el siguiente recurso mnemónico para ayudarnos en situaciones de emergencia:

Si entras en PÁNICO, podrías estar muerto en 3 segundos.
Si no tienes OXÍGENO, podrías estar muerto en 3 minutos.
Si no tienes REFUGIO, podrías estar muerto en 3 horas.
Si no tienes AGUA, podrías estar muerto en 3 días.
Si no tienes COMIDA, podrías estar muerto en 3 semanas.

Leer más

Cómo puede un personaje vulgar enriquecer tu novela

Los escritores pasamos un montón de tiempo creando personajes de todo tipo: sarcásticos, inocentes, brillantes, introvertidos… Sin embargo, hay un tipo de personaje que no se usa tan a menudo, y cuando se usa, no se le saca todo el jugo. Me refiero, por supuesto, al personaje vulgar.

Si bien es cierto que las obscenidades muchas veces son vacías, no se pueden analizar en el vacío. El lenguaje es la expresión de la cultura, y las malas palabras no son la excepción. Una término peyorativo bien diseñado que encaje con el mundo de fantasía en el que se usa revela mucho sobre la sociedad, aportando capas de profundidad a nuestro worldbuilding.

Sin más, aquí te dejo algunos beneficios que aportan las malas palabras. Tal vez te ayude a decidir si necesitas un personaje vulgar:

Leer más

Cómo escribir el fin del mundo

Puede que te parezca raro que haga una entrada sobre cómo escribir el fin del mundo en la sección de worldbuilding. Después de todo, cuesta un MONTÓN crear uno. Encima, los personajes de miríadas de novelas fantásticas se pasan toda la historia intentando salvar sus respectivas dimensiones y, en la mayoría de los casos, lo logran. Eso es lo que espera el lector y no le hará mucha gracia que el planeta estalle en millones de pedazos en la última página del libro.

Sin embargo, el fin del mundo puede ser un evento hermoso que deje una impresión positiva en el lector, si se narra bien. Un ejemplo de esto sería Final Fantasy XIV, un juego MMORPG que estaba plagado de problemas desde el principio: glitches, bugs, servidores nada confiables, una mecánica de juego incómoda, etc. Por todos estos defectos, recibió críticas muy duras. Square Enix, la compañía tras el juego, intentó solventar los problemas, pero les resultó imposible, por lo que recurrieron al último recurso: cancelar el juego. Anunciaron que una de las lunas caería sobre Eorzea.

Todo parecía señalar que todo acabaría con la luna estrellándose contra la tierra a lo Majora’s Mask. Lo que no sabían los jugadores era que los de Square Enix no solo planeaban matar el juego con fuego; planeaban matarlo con el fuego más asombroso y alucinante en toda la puta historia del puto fuego.

Leer más

4 casos de doble moral que incorporar (o no) en la ficción

La «doble moral» ocurre cuando una norma social aplica a un grupo de personas, mas no a otro. Por ejemplo: una madre que amamante a su recién nacido en un lugar público podría recibir insultos aunque ni siquiera se le vea media teta; una mujer que vaya con escote amplio, probablemente no.

Otro más: una mujer que tenga sexo con muchos hombres es puta. Un hombre que haga lo mismo es homosexual… espera, esa me salió mal. Un hombre que se acueste con muchas mujeres es un conquistador, un macho.

No digo que incorporar casos de doble moral en una obra de ficción sea innecesario, pues ya sabemos que la mayoría de las sociedades fantásticas no deberían ser igualitarias. Por el contrario, la mayoría de los escritores deberían hacerlo, pues esto eleva el nivel de su mundo y lo hace más realista. Es solo que creo que es algo que debe hacerse con cabeza para ofrecerle al lector la posibilidad de pensar y descubrir nuevas cosas sobre sí mismo. ¿Quién sabe? Quizá hasta cambia de opinión sobre algo.

Aquí te dejo algunos casos de doble moral con los que jugar en tu obra de ficción:

Leer más

Copyright © 2016 Ana Katzen.