Categoría Catálogo de personajes

1
Catálogo de personajes: El DeTerminador
2
Catálogo de personajes: el genio
3
Catálogo de personajes: el as
4
Catálogo de personajes: el soberano
5
Catálogo de personajes: el Obi-Wan

Catálogo de personajes: El DeTerminador

De cuando en cuando, ves a un personaje con una voluntad de acero. Y luego está el DeTerminador: alguien que no se rinde. Nunca.

Repito: el DeTerminador NO. SE. RINDE. Como una máquina programada para llevar a cabo su labor, el DeTerminador continúa avanzando sin importar los obstáculos ni el precio que deba pagar para llegar a la meta. No entiende de posibilidades ni razones. Puedes hablar con ellos, pero el 99% de las veces, no te harán ni puto caso.

Llevado al extremo, este personaje puede dar la impresión de que incluso se niega a morir. En una confrontación, sigue avanzando hacia el enemigo así tenga más huesos quebrados que sanos. La única medida para frenarlo es matarlo y rezar por que no conozca un medio para volver a la vida.

La buena noticia es que si una organización maléfica te secuestra, descansa tranquilo: el DeTerminador te encontrará tarde o temprano.

Leer más

Catálogo de personajes: el genio

Algunos dicen que la inteligencia es innata. Otros, que se es un atributo que puede cultivarse. Sin importar cuál posición sea la correcta, la realidad es que hay personas mucho más inteligentes que las demás, nos guste o no. Y por inteligente me refiero a que no solo saben mucho, sino que aprenden a una velocidad pasmosa y resuelven problemas casi tan rápido como se presentan. 
El genio es una de estas personas. Ponlo en una situación adversa y, generalmente, podrá usar su conocimiento para salir de ella. Los genios también tienden a sentir avidez por la adquisición de conocimiento nuevo, lo cual significa que saben utilizar los recursos disponibles para investigar información relevante al problema.
Como son capaces de solucionar problemas y aprender muy rápido, los genios podrían frustrarse con las personas de inteligencia promedio. En un ambiente que no estimule su curiosidad innata y en el que se penalice la inteligencia, podrían ocultar su capacidad para evitar el rechazo y conformarse con la mediocridad. También podría ocurrir lo contrario, dando lugar a un sabelotodo potencialmente desdeñoso que se desespere con la falta de intelecto de los demás y aproveche cada oportunidad para recordarles lo estúpidos que son. Como Sheldon Cooper. O Hermione Granger antes del incidente del troll.

Bueno, a diferencia del charlatán promedio, los genios sí son inteligentes. Quizás esto les de el derecho de alardear y vanagloriarse.
La inteligencia es un rasgo admirable, y los personajes que son admirados atraen al lector como una hoguera a una polilla. No solo eso, es un rasgo que puede combinarse con muchos otros. Prueba darle al genio diversas características y ve qué sale. ¿Por qué no tener a un genio brillante, pero flojo, brillante y excéntrico, o brillante y manipulador? 
También es común que en un grupo de tres, haya un solo genio. ¿Por qué no tener dos y desesperar al tercer miembro con continuos debates que solo esos dos entienden? O también podrías enfrentar a dos genios. Lo cierto es que si tienes a uno en un lado, un segundo amplificaría muchísimo la tensión en la historia.

Ejemplos

  • Hermione Granger
  • Ender Wiggin
  • Sherlock Holmes

Catálogo de personajes: el as

El As es el maestro de su arte, el mejor de los mejores, la créme de la créme. La gente lo admira, lo idolatra, lo envidia, lo odia, principalmente porque el As es un recordatorio perenne de que, sin importar lo bueno que seas en algo, siempre habrá alguien (posiblemente asiático) que lo haga mucho mejor que tú y con los ojos cerrados.

Sí, ese tipo.

A pesar de su talento, el As raras veces es bueno en todo. Un As puede ser el mejor guerrero de una nación, pero esto no implica que sea igualmente prodigioso con el laúd, con los asuntos políticos o con las mujeres. El motivo es que puede resultar chocante tener a alguien que sea tan talentoso, alguien que no tenga espacio para el desarrollo. Por supuesto, hay excepciones bien logradas.
También cabe destacar que el As no siempre es el protagonista. El héroe de la historia es, por definición, el personaje que tiene más potencial de desarrollo, por lo que darle habilidad a tal punto podría resultar contraproducente. No es raro ver que el protagonista no es un As, sino que tiene a uno por mentor, alguien que lo inspira, lo impulsa a mejorar y sirva de modelo.

Ejemplos

  • Harry Potter es un As en el Quidditch. También tiene gran habilidad para la defensa contra las artes oscuras.
  • Hermione también cuenta. Es buena en todas las ramas de la magia, salvo Adivinación.
  • Kvothe de Crónica del asesino de reyes es un As en todo lo que intenta, al punto de que lo han acusado de Mary Sue.
  • Rhaegar Targayen de Canción de hielo y fuego pudo haber sido un As. Era un guerrero excepcional, apuesto y excelente músico. |Claro, Robert Baratheon lo mató, así que no sé si realmente haya sido tan bueno así…|

Catálogo de personajes: el soberano

El soberano es un personaje inteligente cuyo entendimiento de la naturaleza humana es tan profundo y su falta de empatía, tan evidente, que no teme jugar al psicólogo con el fin de mover a las personas en la dirección deseada. La falta de empatía no es el factor más preocupante, sino el hecho de que el soberano tiende a disfrutar, de manera nada saludable, de los juegos mentales y la tortura psicológica. Debido a esto, es casi siempre un villano con una lista de logros impresionante: es el conde de la malevolencia, el duque de la manipulación, el rey de la vileza…
En esencia, es un soberano hijo de puta.


Los soberanos se caracterizan no solo por su inteligencia, sino también por su versatilidad. Algunos resultan fríos, sin mostrar siquiera un atisbo de emoción; otros parecen personas normales, llegando a exhibir una amplia gama de emociones. En cualquiera de los casos, los soberanos entienden el efecto de los sentimientos en la psique, y pueden usar dicho entendimiento para sus propios fines. Si necesitan que alguien haga algo, hallarán su debilidad, algo que lo sacuda a nivel emocional, y alterarán su perspectiva para empujar a la persona en la dirección deseada.

Generalmente no sienten culpa, pudiendo derivar placer de los juegos mentales y el sufrimiento. No obstante, raras veces son criaturas meramente hedonistas. Al igual que los Maestros de ajedrez, los soberanos tienden a tener un fin mucho más grande y complejo, con la diferencia de que los Maestros son más propensos a idear y manipulan eventos mientras que los Soberanos se concentran en las personas.

Por sus características, es común encontrarlo entre los villanos o, cuando menos, entre los antihéroes. No es raro que cambie de lados con la frecuencia de una pelota de tenis. 

Ejemplos

  • En el Silmarillion, Sauron consigue hacer que un seguidor de Barahir revele su escondite, se aprovecha del deseo por alcanzar la inmortalidad de los númenóreanos para hacer que su rey ataque Valinor (lo cual causa la destrucción de Númenor), y enseña a los elfos a crear los Anillos de Poder, los cuales usa luego para esclavizar a los líderes de las razas de la Tierra Media. Y más de la mitad de esas cosas las consiguió hablando…
  • Sherlock Holmes califica. En más de una ocasión recurrió a la manipulación y al engaño para lograr su objetivo, y a Watson no se le escapa que le divierte.
  • Meñique de Canción de hielo y fuego es un excelente ejemplo. Basta con leer medio libro para tener una lista bastante larga de las ocasiones en las que ha recurrido a la manipulación sin el más mínimo sentimiento de culpa… Y cómo le gusta.
  • Puede que Varys sea más discreto que Meñique, pero son pocos los personajes que no han tenido un rol en sus planes, y considerando que hay cientos de ellos, es un logro impresionante. Es más un Maestro de ajedrez que un Soberano y no creo que disfrute de la manipulación, pero califica a duras penas. 

Catálogo de personajes: el Obi-Wan

Un personaje mayor que actúa como el mentor de uno menor e inexperto, usualmente el héroe de la historia. Un Obi-Wan no es el protagonista. Aunque es más experimentado y fuerte que el protagonista, no puede suplantarlo, ya sea porque está demasiado viejo y se ha retirado o porque el destino no lo eligió a él. Está ahí para entrenar al próximo héroe y pasar la antorcha. 

Es muchas veces un hombre en la tercera edad, pero cada vez es más común
ver a mujeres también, y hoy en día no es atípico ver a uno en sus
cuarentas. Lo cierto es que entre más viejo es el Obi-Wan, más respeto debes tenerle. Piénsalo, ha sobrevivido en un mundo peligroso lo suficiente para alcanzar una edad madura. Obviamente debe ser muy bueno en lo suyo. Lo más posible es que pueda limpiar el piso con tres o cuatro oponentes más jóvenes que él.
No obstante, la vida del Obi-Wan no es nada fácil. Debe acoger a un completo novato y mostrarle el camino del heroísmo. Casi siempre, le toca convencer a su nuevo aprendiz de conseguirse un buen par de testículos, o, por el contrario, lidiar con un pupilo irreflexivo al que debe disuadir de usar una técnica demasiado peligrosa para él. Debe revelar la información en pedazos para proteger al protagonista de la dura verdad y aguantar sus explosiones de rabia cuando este se entere de que le está ocultando cosas. Debe darle consejos, vigilarlo las veinticuatro horas del día para que no termine muerto o en otro plano dimensional, salvarlo cuando mete la pata…
¿Y todo para qué? Para morir antes del clímax de la historia. 
Sí, en el 80% de los casos, el Obi-Wan muere; en el otro 20%, solo desaparece (secuestrado, por medios mágicos, etc). Su objetivo no es sobrevivir, sino entrenar al protagonista y pasar la antorcha. Si permanece a su lado por demasiado tiempo, el protagonista nunca asumirá las responsabilidades que conlleva ser un verdadero héroe. Lo más común es que muera de forma trágica y el protagonista jure venganza, para luego asumir su verdadero rol en la historia.

Ejemplos

  • Obi-Wan: bueno, lo puse en el título por algo.
  • Dumbledore, de la serie Harry Potter, es un Obi-Wan de la variedad excéntrica. Cierto, está algo tostado, pero la mayoría de la gente habla de él con asombro, y no olvidemos que es el único al que Voldemort le tiene miedo. 
  • Shehyn, de El temor de un hombre sabio, es la cabeza de una escuela de guerreros legendarios. La mayoría de dichos guerreros usan rojo para que sus enemigos no los vean sangrar. Shehyn usa |blanco, porque un enemigo que la haga sangrar merece el honor de saberlo|.
  • Altair y Ezio de Assassins Creed se convierten eventualmente en mentores.

Copyright © 2016 Ana Katzen.