Categoría Errores de escritores

1
Error de escritor #3: creer que el lector es idiota
2
Error #2: falta de incisos en los diálogos
3
Error #1: punto de vista caótico
4
Nueva serie: errores de escritores

Error de escritor #3: creer que el lector es idiota

De pequeña me gustaba mucho el anime y todavía lo disfruto. Adoraba el estilo de la animación, tan diferente al occidental, los chistes, las tramas llenas de fantasía, etc. Pero si había algo que me fastidiaba era cuando, tras esperar una semana entera por el nuevo episodio, rellenaban la mitad con un flashback para recordarme el motivo por el que el prota quería vengarse del villano (como si fuera necesario) o con diálogos repetitivos estilo:

—La mejor estrategia será que nos dividamos y nos enfrentemos a los invasores por separado.
—¿Dices que deberíamos separarnos?
—Sí. Cuando terminemos, nos veremos aquí.
—¿Aquí, dices?

Y yo pensaba para mis adentros: «¿Pero es que a este lo dejaron caer de niño o qué? ¿Creen que soy idiota?»

Con el éxito del anime en el mercado occidental, he comenzado a ver este fenómeno en uno que otro libro, y tiene que parar antes de que se salga de control.
Leer más

Error #2: falta de incisos en los diálogos

Seguimos con la serie Errores de escritores. Esta vez decidí hablar de algo que veo con relativa frecuencia. De cuando en cuando, me topo con diálogos que sencillamente parecen seguir y seguir hacia el infinito, sin pausa alguna. Esto hace que los diálogos se sientan apresurados y, además, elimina la posibilidad de usar detalles sensoriales para estimular la imaginación del lector y ofrecer una imagen vívida.El siguiente es un diálogo de Juego de tronos entre Jon y Chett; he eliminado los incisos.

—Tengo que hablar con el maestre Aemon.
—El maestre está en la cama, igual que deberías estar tú. Vuelve mañana; quizá pueda recibirte.
—Tengo que hablar con él ahora mismo. Mañana será demasiado tarde.
—El maestre no está acostumbrado a que lo despierten a medianoche. ¿Sabes qué edad tiene?
—La suficiente para tratar a los visitantes con más cortesía que tú. Pídele disculpas de mi parte. No lo molestaría si no fuera importante.
—¿Y si me niego?

¿Ven lo apresurado y superficial que se siente? Esta es una escena con cierta tensión, pero el lector no podrá apreciarla porque solo puede oír lo que dicen los personajes, no ver lo que hacen. Sin los incisos, el autor se limita a contar los hechos como si estuviera escribiendo un informe, no a “mostrar” las escenas. En la literatura, se requiere la segunda.

El siguiente es el diálogo original:

Leer más

Error #1: punto de vista caótico

Iniciamos la serie Errores de escritores con un problema que puede llegar a ser bastante grave. Ocurre así: El lector lleva varios capítulos siguiendo las acciones y pensamientos de un personaje al que llamaremos Daniel. El argumento es trepidante, las cosas se están poniendo bastante tensas: el malo tiene a la novia de Daniel, Sara, colgando sobre un pozo de caimanes radioactivos y solo tiene que apretar un botón para bajarla. Daniel entra en la sala armado con dos metralletas y, de la nada, el lector se encuentra en la cabeza de Sara. Pero eso es raro, ¿no? Porque se supone que estaba leyendo esta historia desde la perspectiva de Daniel, y a menos que el tipo haya adquirido telepatía con la última inyección de esteroides, no debería saber lo que Sara está pensando.

Ahora imaginemos que el texto entero está plagado de saltos abruptos. Un párrafo de una novela con un punto de vista caótico se vería más o menos así:

Daniel se acercó a la puerta, la derribó de una patada y apuntó al centro del gigantesco calabozo. «¿Daniel?», pensó Sara, retorciéndose en un intento de ver mejor. Daniel vio que Sara pendía de un hilo sobre un pozo lleno de caimanes radioactivos. Uno de ellos saltó y estuvo a punto de cerrar sus fauces en torno a uno de los pies de Sara. «Qué lata», se dijo el caimán.

Lo que ocurrió aquí fue un cambio de punto de vista, lo cual no es un error per se: dentro de los tipos de narrador en tercera persona, existe el llamado narrador omnisciente. Usarlo bien es digno de admiración. PERO lo que veo a veces son cambios de perspectiva bruscos que no encajan con un buen uso del narrador omnisciente, sino que más bien ocurren porque el autor no puede organizar sus ideas. Veo cambios de una oración a otra que no siguen ningún motivo lógico, y ahí es cuando se da el problema. ¿Cuál es la necesidad de cambiar de Daniel a Sara, y luego al caimán?

He llegado a leer textos con cambios de perspectiva en casi todos los párrafos sin ninguna razón. Más bien, los empecé a leer pero nunca terminé porque todo se sentía caótico y no podía seguir el hilo de la historia.

Es imperativo ser consistente con el punto de vista por el simple hecho de que saltar de cabeza en cabeza confunde al lector. En casos severos, hasta lo frustra. Es como tener la misma película en diferentes pantallas, todas fuera de sincronización. Leer más

Nueva serie: errores de escritores

Gracias a que estoy leyendo más y analizando las obras que leo, estoy aprendiendo un montón sobre técnicas narrativas y formando un criterio más claro sobre lo que constituye un buen recurso y lo que resulta ser una metida de pata. Por supuesto, la subjetividad del arte implica que cada uno de nosotros interpreta diversos aspectos de mil y un maneras diferentes. Una novela insoportable para mí puede ser una obra de arte para otro lector y viceversa.

Sin embargo, cuando una novela falla, es muy probable que una cantidad considerable de lectores señalen el punto débil. Así que se me ocurrió hacer esta pequeña serie titulada errores de escritores.
Leer más

Copyright © 2016 Ana Katzen.