Reseña — Conexión — Neal Shusterman

Conexión es la última entrega de la saga distópica juvenil Desconexión, de Neal Shusterman.

reseña conexión neal shusterman

Sinopsis

La Ciudadanía Proactiva, la compañía que creó a Cam a partir de órganos de adolescentes desconectados, tiene para él oscuros planes militares. Pero, por debajo de ese horror, yace otro horror igualmente impactante: el hecho de que la Ciudadanía Proactiva lleva años suprimiendo la tecnología que podría hacer completamente innecesaria la desconexión. Mientras Connor, Risa y Lev descubren estos impactantes secretos, los airados jóvenes empiezan a protestar, exigiendo justicia y un futuro mejor.

Pero aparecen nuevos problemas: el grupo de “niños de la cigüeña” liderados por Starkey se va convirtiendo en más potente y combativo con cada nuevo reclutamiento. Si consiguen lo que pretenden, destruirán las cosechadoras hasta los cimientos y pondrán a cada uno de los adultos que encuentren en ellas ante un pelotón de fusilamiento… lo cual podría acabar con cualquier posibilidad de un futuro pacífico para el mundo.

Ficha Técnica

Título: Conexión
Título original: UnDivided
Saga: Desconexión #4
Autor: Neal Shusterman
Traductor: Adolfo Muñoz
Editorial: Anaya
ISBN: 978-84-698-0892-4
472 páginas
Precio: 17,95 / 5,99 €
Leer primeras páginas

 

goodreads

Reseña de Conexión

Conexión supone un cierre con broche de oro para esta saga. Justo cuando creía que Shusterman no podía mejorar, viene y me lanza en esta montaña rusa. Hay que darle una botella de ron ha ese hombre.

La novela comienza apenas unas horas después del fin de Inconexión, la entrega anterior. Connor, Risa y Grace acaban de dar con un objeto que podría condenar la práctica de desconectar niños a los libros de historia de una vez por toda. Mientras tanto, Lev da caza a los piratas de partes que capturaron a Will; Starkey guía a los niños de la cigüeña en una cruzada sangrienta contra los centros de desconexión; Cam ha sido capturado por Ciudadanía Proactiva y ahora está resuelto a derribarla desde los cimientos.

La forma en que Shusterman inició Conexión fue la adecuada. Aunque pueda resultarle difícil al lector seguir tantos caminos, cada personaje se enfrenta a un paradigma y cada uno lleva consigo un hilo que se encontrará con los otros al final. Además, el hecho de que los cuatro grupos principales cuyo punto de vista domina la novela se enfrenten a situaciones difíciles desde el inicio garantiza que la obra empiece en un punto álgido de tensión. Lo sorprendente es que el autor ha logrado mantener el ritmo a lo largo de la obra, con pocas caídas y muchos picos, y lo hizo sin reducir la calidad de la prosa.

Me agrada la forma en la que el autor ha manejado la obra. Por lo general, les huyo a las novelas de distopía juvenil porque muchas de las novelas pertenecientes a este grupo siguen el patrón de Los juegos del hambre: gobierno corrupto + pueblo oprimido = guerra y sangre. Es entrenimiento más que crítica social, y esto último es una de las características centrales de la novela distópica.

En cambio, Shusterman hizo algo diferente. Ya desde la primera entrega la saga presentaba una premisa tan interesante como inusual: un mundo en el que es ilegal abortar; para contrarrestar esto, las madres que no deseen a sus recién nacidos pueden dejarlos en la puerta de una casa y así librarse de la responsabilidad de criarlos. Los adolescentes problemáticos pueden ser «desconectados», procedimiento mediante el cual las diversas partes que los componen son separadas e implantadas en otras personas. Y como todas las partes siguen vivas, no es asesinato.

El autor trabajó con una premisa tan complicada que a cualquier persona cuerda le parecería irreal. Explica la inspiración que lo llevó a escribir sobre este mundo en una entrevista:

Cuando voy a las escuelas, una de las primeras cosas que hago es hablar de la historia del rey Salomón, esa en la que dos mujeres pelean por un bebé y Salomón propone la idea de cortar al bebé en dos. ¿Y si una de las mujeres no hubiera cedido? ¿Y si ambas partes hubieran mantenido sus posturas tan obstinadamente que hubieran preferido ver al bebé ser cortado en dos en lugar de alcanzar un compromiso? Desconexión es lo que pasa cuando la sociedad decide cortar al bebé en dos… en sentido figurado y literal.

Con una fuente de inspiración como esta, tenía que asegurarse de elegir las tendencias adecuadas, y creo que escogió una buena combinación: el debate entre la vida y la elección, la privatización, la influencia de las corporaciones en el gobierno. Y es por esto por lo que la saga es una gran distopía: porque no trata solo de un gobierno corrupto y un pueblo que se alza, sino que toma tendencias actuales, las extrapola y las exagera. Es una crítica social en toda regla, aunque para algunos la premisa resulte increíble.

Los personajes también son un punto fuerte. La evolución en todos ellos es notable, pero se nota: Connor está más dispuesto a pensar las cosas, pero aún tiende a responder de malas maneras cuando el tema de conversación le duele. Lev ha dejado de verse como un diezmo, pero sigue aferrándose a la figura del chivo expiatorio. Del trío inicial, la que menos ha cambiado ha sido Risa, pero eso tal vez se deba a que ya desde un principio servía como la voz de la razón y figura materna.

Ya terminada la serie, puedo decir que le tengo cariño a los personajes aunque a veces me provoque estrangularlos. Esto es de esperar porque son adolescentes que buscan sobrevivir y hasta los adolescentes normales cometen estupideces. A pesar de todo, termina siendo un punto a favor, porque todos hemos sido adolescentes y hemos tenido nuestras inseguridades.

Como siempre, también tengo que hablar de los puntos débiles. Si bien la premisa estaba bien sustentada, el argumento tiene sus puntos flacos: el autor ató los hilos, pero lo hizo de forma apresurada. Hubo un arco argumental en particular que se sintió apresurado y diría que hasta se resolvió mediante un deus ex machina.

No obstante, disfruté el libro inmensamente. Me temo que no puedo hablar mucho más sin caer en spoilers, así que será mejor que lo deje hasta aquí. Conexión es un cierre brillante para una saga que empezó bien y se ha mantenido así hasta el final. Se la recomiendo a los amantes de la literatura juvenil y la ciencia ficción.

Calificación final

5-gatitos1

3 comentarios

Deja un comentario
  • En efecto, lo que más me gusta de Desconexión es que le hace justicia al término distopía. Es increíble que ahora mencionas la palabra y lo primero que piensa la gente es en Los juegos del hambre y no en George Orwell…

    ¿Por cierto, cuál es el deus ex machina? La verdad no lo noté en su momento y no tengo el libro tan fresco ahora como para analizarlo.

    ¡¿Y acaso soy la única que se pregunta dónde rayos quedó Miracolina?! Con todo lo que pasó mínimo esperaba un cameo o algo pero la dejaron por fuera en los últimos dos tomos. u.u

    De todas formas, fue increíble. Pocas veces me apego tanto emocionalmente a una historia, casi siempre es por ser cosas de mi infancia, pero sentí que perdí algo cuando leí el final de Conexión, incluso lo releí dos veces seguidas. Si alguna vez veo a Shusterman en la calle, le daré un dakimakura.

  • gracias por la reseña y por favor, te lo ruego si lo tienes en digital enviamelo al correo (borrado) no lo encuentro por ningun lado y de verdad quiero leerlo, te estaria eternamente agradecida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Ana Katzen.