Lo que los escritores podemos aprender de Pokémon GO

A menos que hayas estado viviendo bajo una roca, habrás notado la presencia de personas que caminan en una dirección, se detienen en seco y luego cambian de sentido, todo esto con la cara pegada a la pantalla del celular. No, no es una nueva posición para tomar selfies. Están jugando Pokémon GO, una aplicación móvil que se ha hecho viral gracias a que superpone pokémones en el mundo real.

Esta entrada no trata sobre el juego en sí, sino sobre lo que los escritores podemos aprender de él. No lo parece, pero Pokémon GO da unas cuantas lecciones sobre escritura y marketing. No miento. En serio, esta no es una forma para desahogarme porque está lloviendo afuera y no puedo jugar. Palabra de exploradora.

Bueno, sin más, lo que podemos aprender de este juego.

Pókemon GO hace uso de las emociones

escritores pokemon go

Seguro que ahora me estarás viendo como si estuviera loca. Pokémon GO ni siquiera tiene una historia. ¿Cómo va a hacer uso de las emociones?

Piénsalo: Pokémon GO obliga al jugador a salir y explorar su entorno para capturar pokémones, a caminar por varios kilómetros para hacer eclosionar los huevos, a sudar bajo el sol del verano (guácala). En su aspecto más básico, es una combinación entre Google Maps y cardio, un concepto que se desvía de lo que los gamers esperan de un videojuego.

A pesar de esto, millones descargaron la aplicación y están pasando más tiempo afuera con los ojos pegados a la pantalla que en sus casas apretando los botones de un control. ¿Qué emoción usa Pokémon para instar a la gente a salir fuera? Pues nostalgia.

Sí. Nostalgia.

Muchos chicos que experimentaron el fenómeno Pokémon en los noventas soñaban con tener las aventuras de un maestro Pokémon. Si bien la mayoría de ellos crecieron y dejaron de seguir la franquicia, el nuevo juego promete justamente eso: «Descubre pokémones en el mundo real».

Pokémon GO se hizo viral porque todo el concepto se basaba en la nostalgia. Nadie habría salido de su casa a cazar animalitos si los susodichos no fueran pokémones.

Algo parecido ocurrió con Harry Potter. No sé si te habrás enterado, pero acaba de salir una nueva obra titulada Harry Potter and the Cursed Child y, como en la mayoría de las publicaciones de Harry Potter, muchas librerías abrieron a medianoche para vender el libro. Si ves las fotos de los eventos, notarás que la gran mayoría de lo que esperaban eran adultos que leyeron las obras de Rowling en su niñez.

La lección que podemos sacar de todo esto es que cualquier obra en cualquier medio debería suscitar emociones fuertes en la audiencia. Solo así el lector recordará tu libro años después de haberlo terminado, y seguirá buscándote para descubrir mundos nuevos.

Claro, no creo que podamos llegar al nivel de Pokémon GO. Es tal su viralidad que, por unos días, fue más popular que la porno.

La rivalidad entre fans es una bendición

Cuando un jugador llega a nivel cinco, puede elegir uno de los tres equipos disponibles en el juego: Instinct (amarillo), Valor (rojo) o Mystic (azul). Una vez eliges tu equipo, puedes combatir en ubicaciones conocidas como «Gimnasios». Si ganas un Gimnasio, se torna del color de tu equipo y ahora tienes que defenderlo.

No pasó mucho antes de que el juego se llenara de luchas territoriales. Justo ayer me dirigí hacia un gimnasio cercano y en los cinco minutos que me llevó llegar cambió de manos cuatro veces, y tres más cuando llegué y me uní a la refriega. La rivalidad entre los equipos puede ser intensa, especialmente cuando algunos jugadores salen a las tres de la mañana a atacar gimnasios cuando nadie los está defendiendo.

Los estoy mirando a ustedes, Valor.

pokemon go escritura

Cuando te encuentras con alguien jugando Pokémon Go en la calle: «Mantente fuera de mi territorio».

Esta rivalidad es marketing gratuito. Los jugadores se ponen los colores de sus equipos, pasan horas discutiendo en internet, arrastran a sus amigos para jugar. Todo esto atrae la atención de personas que todavía no han jugado.

Ocurre lo mismo con los libros. ¿Recuerdas a esas fans de Crepúsculo que se proclamaban «Team Edward» o «Team Jacob»? Como Bella podía escoger entre dos compañeros, las lectoras elegían a su preferido. La rivalidad con las del otro bando las hacía más leales a su elección inicial, dando pie a discusiones y al uso de mercancía con el nombre de la obra, como esta camiseta:

escritores team jacob

Por suerte, meter un triángulo amoroso no es la única forma de causar rivalidad entre tus lectores. Si has estructurado bien el camino interior de tu personaje, tendrá que tomar decisiones de peso que tal vez no sean ni blancas ni negras. Cuando un acto está en esa área gris de la moralidad humana, es fácil que los demás asuman posturas.

Supón que tu novela trata sobre un grupo que intenta sobrevivir a una pandemia zombi. Por desgracia, el grupo cae en una grieta. Mientras intentan salir, uno de los miembros desespera y sufre un paro cardíaco súbito, tras lo cual el grupo se divide en dos posturas: ¿deberían machacarle la cabeza antes de que se transforme en zombi y así prevenir que los mate, o arriesgarse e intentar resucitarlo?

Seguramente esto no dividirá a los lectores al punto de llevarlos a ponerse camisetas tipo «Pro-Reanimación Cardiovascular» o «Maten a Kenny», pero seguramente los hará tomar una postura, ya sea desde un punto de vista lógico o emocional. Hacer que un lector piense y sienta emociones es una buena forma de lograr que recuerde tu obra mucho después.

El fandom

Es bien sabido que cuando a la gente le impacta algo, hace memes sobre ello. Y la cantidad de memes que los jugadores han hecho de Pokémon GO es obscena, prueba irrefutable de que el fandom de la aplicación es gigantesco.

Ya he mencionado antes que si tu obra tiene un fandom, tienes a un grupo de personas que les gusta tanto tu trabajo que está dispuesto a promocionarlo gratis sin que tú se los pidas. Harán memes de todo tipo, desde canciones de rap hasta videos graciosos.

Aquí te dejo un ejemplo de lo que hizo un jugador con todos los Pidgeys que atrapó (por si no lo sabes, el Pidgey es el Pokémon más común en el juego, tan así que fácilmente atrapas diez en un día si caminas lo suficiente).

Unas cuantas personas se enfocan en crear memes para promocionar sus productos. Si bien esto podría ayudar, hay que tener en cuenta que la vida de un meme suele ser muy corta. En cambio, un fandom es mucho más duradero y lo más importante no es que te hagan promoción, sino que con sus obras derivadas te demuestran el cariño que le tienen a tu trabajo. Eso es genial. Después de todo, el objetivo de publicar es despertar el entusiasmo del lector como otros autores han hecho por nosotros.

Bueno, hasta aquí por hoy. Ya paró de llover, son la una de la mañana y los del Team Valor van a intentar quitarnos el gimnasio. Por desgracia para ellos, no hay refugio ante la tormenta. Team Instinct for life!

6 comentarios

Deja un comentario
  • ¡Noooooo! ¡Más poquemongóu noooooo!
    ¡Hasta los mismísimos orígenes de la vida estoy! Llego de México y me reciben mis hijos y mi mujer. Un beso cada uno, y luego el par sale disparado ¡a pillar un poquémon a la puerta de la estación! ¡poquémon «poqué»! Después de diez mil quilómetros… Y en una fiesticena salieron corriendo con su tío porque unas casas más allá había no sé qué bicho… ¡Estoy hasta las poquebolas!
    Bueno, como dices, al menos no están sentados todo el día dándole a la maquinita.
    Eso sí, tus consejos me los apunto. ¡Faltaría plus!

  • Me ha gustado mucho tu publicación, pero… el plural de pokémon, es pokémon xD

    (Y por cierto, se nota que te has pasado los The Walking Dead de Telltale 😉

    Yo maté al viejo. Me caía gordo…

    • Shhh, no quería mencionar el juego para no spoilear. The Walking Dead se juega mejor si vas ciego.

      ¿Se usa el «pokémon» como plural en los juegos? Si es así, lo cambio, pues ese sería el plural oficial. De otro modo, usaré la recomendación de la BBVA. Además, no sé, pero cuando juego Pokémon Go con mis amigos latinoamericanos, todos decimos pokémones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Ana Katzen.