Reseña — The Martian — Andy Weir

Licenciada por Ediciones B bajo el título El marciano.

The Martian

Esta es la portada original. No me gusta la que tiene la cara de Matt Damon porque demasiada plata hemos gastado en salvarlo.

 

Sinopsis

Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres  en caminar por la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atrás a Mark tras darlo por muerto. Pero él está  vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad  de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara.

Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentará a obstáculos aparentemente insuperables.

Por suerte, el sentido del humor resultará ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado en seguir con vida, incubará un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA.

Ficha técnica

Título: The Martian
Autor: Andy Weir
Editorial: BroadWay Books
ISBN: 9780553418026
Formato: rústica
Número de páginas: 387
Precio: 15 USD
Primer capítulo

Opinión

Decidí incursionar en el territorio de la ciencia ficción tras meses de ver este libro por todos lados. De la nada, un día nos comenzaron a llegar copias que tenían a Matt Damon en la portada, así que compré una de las originales porque ODIO que un libro tenga una cara real. No me preguntes por qué, yo tampoco lo sé.

Mark es el astronauta de más bajo rango en la misión Ares 3. Es un botánico enviado para estudiar el crecimiento de ciertas plantas en el pequeño hábitat artificial hecho de lona en el cual los astronautas viven durante la misión, conocido cono Hab. Todo va bien hasta que una tormenta de polvo azota el área. Si bien el Hab puede resistir vientos mucho más poderosos, no es lo mismo con el Mav, el vehículo responsable de elevar el grupo a una altura suficiente para que la nave Hermes los recoja. Si pierden el Mav, morirán todos sin que la NASA pueda hacer nada para evitarlo.

Al iniciar la evacuación, una antena se desprende del Hab y atraviesa el traje de Mark en la pierna; la fuerza del impacto y la baja gravedad contribuyen a que el astronauta sea arrastrado lejos del alcance del grupo y el golpe lo hace perder la consciencia. Como los comunicadores indican que el traje de Mark ha sido perforado, los demás lo dan por muerto y se ven forzados a abandonarlo antes de que el viento vuelque el Mav.

El problema es que Mark no está muerto. La antena se le quedó clavada en la pierna y la sangre coaguló y se congeló al entrar en contacto con la atmósfera nula de Marte, creando un tapón frágil, pero sostenible. Cuando recupera la consciencia y sabe que lo han dejado, entiende que está jodido. No tiene forma de comunicarse con la Tierra porque la antena está inservible, solo tiene recursos para 155 días y la próxima misión a Marte ocurrirá en AÑOS. Mark debe hallar la forma de hacerle saber al mundo que está vivo, crear agua a partir de hidrógeno y oxígeno y cultivar suficiente comida para durar años en un planeta muerto.

El astronauta demuestra ser hábil a la hora de hallar soluciones nada convencionales a los problemas que se presentan aunque la situación va de mal en peor. Cuando ocurre un contratiempo, pasa un momento de frustración y luego se pone a pensar en cómo sacarle provecho (el tipo es un McGyver). Encara todo con humor mordaz que resulta entrañable. Diría que la novela es en realidad un homenaje al ingenio y la capacidad de adaptación humanas.

La obra está narrada principalmente a modo de bitácora desde el punto de vista de Mark, quien, como ya he dicho, rezuma humor. El tipo es un dios. Hay otras partes narradas en tercera porque ocurren en la Tierra. Me parece que este es el punto débil de la novela. La narración en las entradas de la bitácora no contiene las descripciones que uno esperaría de la tercera persona, lo cual me parece acertado porque Mark no es ningún escritor, sino un científico atrapado en Marte que intenta sacar un poco de humor en todo; es brillante como personaje y Weir sacó esto a relucir con esa bitácora.

Por eso los incisos en los que el autor muestra lo que ocurre en la Tierra me parecieron tan decepcionantes. Aunque están narrados en tercera persona, hay muy poco trasfondo, por lo que el ritmo es demasiado acelerado. Los personajes son tan planos que si tuviera que describirlos, me limitaría a decir: este es el sarcástico, este es el imbécil, esta es la tímida, etc. Weir podría haber mostrado un contraste interesante porque el esfuerzo de rescate que se desenvuelve en la Tierra tampoco es poca cosa. Sin embargo, no lo hizo. Pasado un tiempo, quería que nuestro querido hogar explotara para seguir leyendo las aventuras de Mark.

A pesar de esto, es una novela muy entretenida que recomiendo a cualquier interesado de la ciencia ficción. Mark lo vale.

Calificación final

4-gatitos

5 comentarios

Deja un comentario
  • Hola^^
    La verdad es que, a pesar de las buenas críticas que tiene, no me llama mucho la atención además de que no es mi tipo de lectura y no creo que me fuese a gustar así que por el momento lo dejaré pasar.
    un besote!

    • Pues la verdad en un principio a mí no me llamaba mucho la atención, pero luego me saturé de mis lecturas y decidí probar algo nuevo. Bueno, no tan nuevo, pero funcionó para recargar baterías :)

  • Yo también lo vengo viendo desde hace tiempo, de hecho hace unas semanas leí la sinopsis y lo descarté porque no me llamó la atención en nada (la ciencia ficción y la supervivencia no son lo mío) pero por lo que dices tal vez deba darle una oportunidad. Siempre me han gustado los personajes ingeniosos que se las apañan para encontrar soluciones a problemas casi imposibles de resolver, por no mencionar que adoro el buen humor con todo mi ser. xD
    Voy a tratar de leerlo este mes, quiero algo diferente (mi paladar se está atrofiando de tanto de lo mismo jaja), aunque no será pronto, acabo de salir a vacaciones y quiero dibujar todo lo que no he podido.

    • Pues mala no es. Me pareció excelente para «limpiar el paladar», a lo mejor no por la trama, sino por el personaje. Leo principalmente fantasía, pero de cuando en cuando me saturo.

  • Por cierto, yo también odio las portadas con caras de personas (por lo menos en foto), es molesto por alguna razón que no comprendo. Igual las de novelas románticas con guapetones medio desnudos, o sea, no es que no me guste (soy mujer xD) pero que se repita en todas es tan… e.e ¡Un poco de originalidad, por favor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Ana Katzen.