Reseña — Ni colorín ni colorado — Rafael González

Cuarta antología de relatos que leo este año. Me siento orgullosa de mí misma.

 Ni colorín ni colorado

Sinopsis

Esta es una obra dedicada a quienes conocen los cuentos clásicos de Perrault, Andersen, los Hermanos Grimm… y reniegan de las versiones edulcoradas y mojigatas perpetuadas en los últimos cien años. Un homenaje inspirado por el ambiente oscuro y los elementos siniestros que impregnaban esas joyas de la literatura. En la primera parte del libro, cada relato invita al lector a encontrarse con viejos conocidos de la niñez y descubrir qué fue de ellos después de ese “felices para siempre” en el que los abandonó tan confiadamente… Presentándole una versión adulta, que intenta imaginar cómo les habrían afectado las experiencias vividas en los crueles y despiadados cuentos originales. La segunda parte, en cambio, propone sacar a los personajes de sus mundos infantiles y encontrar el género literario en el que encajaría mejor la trama del cuento. Y así Caperucita Roja, el Soldado de Plomo, la Sirenita y otros se convierten en personajes de novela negra, monstruos de terror gótico, protagonistas de mundos cyberpunk… sin olvidar el espíritu de la historia original y el peculiar lenguaje de cada género. El desafío está lanzado. Sólo tienes que abrir el libro y liberar al genio encerrado en sus páginas.

Ficha técnica

 

Título: Ni colorín ni colorado ISBN: 9781511909440
Autor: Rafael González 140 páginas
Editorial: autopublicado Precio: 3,99 euros

Opinión personal

Colección de relatos basados en los cuentos clásicos y que buscan alejarse de la disneyficación de las últimas décadas (de un momento a otro, decidimos envolver a los niños en plástico de burbujas para que no se aporrearan). Esta no es una obra que debas leer a tu sobrinito de 6 años; es algo para ti, el adulto. Cada relato ofrece un final alternativo a los clásicos que te cautivaron de pequeño, desde la sirenita hasta Mowgli.

Es encomiable alejarse de las tendencias actuales en busca de algo novedoso. Ni colorín ni colorado consigue hacerlo explorando lo tenebroso en cada relato. Eso es lo bueno. Lo malo es que, como los cuentos siguen la misma estructura y tienden a lo macabro, la lectura termina haciéndose predecible pasado un tiempo.

En cuanto a la narrativa, no me pareció que fuera pesada o que hubiera descripciones de más, pero sí creo que la obra se beneficiaría de más datos que ayuden al lector a orientarse. Ojo: no estoy abogando por el uso de relleno; es la táctica que me resulta más irritante en el mundo editorial. Sin embargo, como los relatos siguen una estructura similar (quizás buscando apegarse a los originales), no ofrecen una sensación de finalidad al acabar. La colección habría sido más novedosa si hubiera tenido esos datos o, mejor aún, si hubiera una variación en la estructura de los cuentos.

Para terminar, he de decir que me pareció una lectura bastante agradable, pese a las faltas que he señalado. Si estás saturado y buscas algo ameno, esta es una muy buena opción.

Calificación final

4 comentarios

Deja un comentario
  • ¡Woohoo! ¡Esto es para mí! Se oye muy interesante, especialmente porque me gusta lo macabro. Creo que le voy a dar un vistazo.

    Por cierto, ¿para ti cuál es la mejor forma de leer una antología de relatos? He probado leerlas en orden y al azar pero no sé me decido por cuál usar.

    • Yo como las antologías que he leído hasta ahora han sido en el Kindle, por lo general las leo en orden. Sin embargo, imagino que si tuviera en mis manos una antología de varios autores, me iría primero por los conocidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Ana Katzen.