Reseña — Panteón — Carlos Sisí

Descubrí a Carlos Sisí el año pasado, cuando compré la primera entrega de su saga de zombies Los caminantes. Cuando su novela, Panteón, ganó el premio Minotauro 2013, la puse en mi lista.

Sinopsis

La Tierra, el planeta original, explotó hace algo más de diez mil años. Por aquel entonces el hombre ya había iniciado su periplo por el espacio. En esta nueva Era, la guerra y la paz son elementos de una misma balanza que se equilibran cuidadosamente desde La Colonia, el enclave científico por excelencia. Desde allí, la controladora Maralda Tardes detecta actividad bélica en un planeta alejado de cualquier ruta comercial, y decide iniciar un protocolo estándar de inspección.Mientras tanto, Ferdinard y Malhereux, dos jóvenes chatarreros, esperan pacientemente en el subsuelo de dicho planeta a que acabe la guerra en la superficie para saquear los restos del combate y extraer un suculento beneficio. Entre los restos de la batalla encuentran un extraño artefacto que parece pertenecer a una civilización antigua y desconocida y tras el que van los atroces mercenarios sarlab y los científicos de La Colonia por igual. Poco se imaginan Mal y Fer que lo que tienen en su poder podría ser la llave para liberar una amenaza más antigua que la galaxia.

 

Ficha técnica

 

 

Título: Panteón
Encuadernación: tapa dura
Autor: Carlos Sisí 358 páginas
Editorial: Minotauro Precio: 19.5 euros
Fecha de publicación: 03/2013 eBook: 7.99
ISBN: 9788445001172 Primeras páginas

Opinión personal

Carlos Sisí me deslumbró con la saga Los caminantes (y ni siquiera me gustan los zombies), por lo que cuando supe que Panteón había ganado del premio Minotauro, mis expectativas salieron catapultadas a las mismísimas nubes. Sabiendo que esto podría perjudicar mis impresiones, decidí no leer la novela hasta pasado cierto tiempo, y heme aquí, un año después.

Panteón narra una de las muchas aventuras de los chatarreros Ferdinard y Malhereux, quienes viven de la búsqueda y venta (ilegal) de material que sacan de equipo dañado. La novela empieza con ellos bajo tierra, aguardando pacientemente en el interior de Sally (su nave) a que dos facciones enfrentadas terminen de luchar para poder salir y hacerse con las valiosas piezas. Y aquello resulta ser todo un paraíso: la batalla ha dejado innumerables máquinas inoperativas, pero con muchas piezas rescatables.

Los chatarreros despliegan un ejército de arañas robot y se ponen manos a la obra, pero algo particularmente llamativo los insta a alejarse demasiado de la seguridad de su nave y, cuando menos lo esperan, dos naves pequeñas y veloces los adelantan y acaban con Sally antes de que ellos puedan volver y enterrarse. Y así, nuestros dos héroes quedan varados en un planeta desértico en medio de la nada.

Houston, tenemos un problema.

Como en sus otras obras, Sisí prefiere utilizar varios puntos de vista. Además de Fer y Mal, tenemos a Jebediah, el jefe de los sanguinarios sarlab, y a Maralda Torres, investigadora de La Colonia. Todos ellos convergen en ese planeta que parece no tener nada de valor, pero que oculta un arma que podría cambiar el curso de la humanidad y el universo mismo.

La premisa es interesante, sí. Si bien me parecía que la narración se hacía pesada en puntos en los que debería fluir, la lectura me estaba entreteniendo. Aparecían insinuaciones, nuevas posibilidades y, por supuesto, más misterios. No estaba enganchada, pero sí ansiosa por saber qué sería de las vidas de nuestros dos chatarreros.

Pero ya hacia el final de la novela, el argumento entero colapsa. Hay varias cosas que se presentan como importantes y después no llegan a nada, sin mencionar que hay un personaje que es responsable de numerosos eventos y ya después no se sabe qué fue de él. Sencillamente, desaparece. El desenlace es insatisfactorio. Toda una novela desarrollando tensión para que el problema se resuelva con una facilidad desconcertante.

Y come dije, la narración se hace pesada de a momentos. De hecho, pasado un tiempo me di cuenta de una cosa: casi todo lo malo que sufren nuestros personajes se debe a que, en lugar de huir cuando deben hacerlo, se quedan contemplando la magnificencia del lugar. Hubo un fallo en la narrativa.

¿Es una mala novela? Me parece que no. Me entretuvo bastante, especialmente al inicio. Quizás sea que esperaba demasiado y que este no es mi género favorito. Es un space opera de principio a fin, así que si te gusta este género, puede que Panteón sea tu siguiente lectura favorita.

Calificación

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Ana Katzen.