Una guía de Scrivener para novelistas: guardar y respaldar un proyecto

He perdido todo mi trabajo dos veces. Dos. Veces. La primera fue cuando tenía como catorce años: se fue la luz mientras escribía, lo cual al parecer dañó por completo el disco duro; unas ochenta mil palabras a la basura. Mucha frustración, una computadora nueva y dos años después, un grupo de cuatro hombres armados irrumpieron en la casa, nos ataron y se llevaron casi todo lo de valor, incluyendo la computadora donde tenía unos cuantos relatos y mi novela.

Muchas cosas pueden pasar: que se te vaya la luz, que te roben la computadora, que se te corrompa un archivo, que te entre un virus, que se te moje la laptop, que se te pierda el pen drive. Lo material se recupera, pero el tiempo y el esfuerzo no. Es por eso que un buen software de escritura ha de tener opciones de seguridad satisfactorias. Por suerte, Scrivener excede las expectativas y tiene un conjunto de funciones con las que un escritor puede respirar tranquilo, pase lo que pase.

Guardado

Cuando creaste un proyecto en la entrada pasada, escogiste una ubicación para tus archivos. En ese lugar se hizo una carpeta con la terminación .scriv. No toques nada en esa carpeta a menos que sepas lo que haces, ya que ahí están todos los documentos de tu novela.

A menos que hayas cambiado la configuración de guardado, el programa guardará automáticamente cada 2 segundos. Olvídate de apretar Ctrl+S o de usar el ícono del diskette, no es necesario. No obstante, puedes hacerlo, si te hace sentir más tranquilo.

Respaldos automáticos

Aunque Scrivener guarda cada 2 segundos, la carpeta del proyecto sigue estando en el disco duro, y todos sabemos que eso no es del todo fiable. En el pasado, lo típico era hacer una copia manual en un dispositivo de almacenamiento de datos portátil, como un pen drive. Scrivener permite hacer esta clase de respaldos de manera automática desde el menú Herramientas (Tools) > Opciones (Options) > Respaldo (Backup).

Desde esta pantalla puedes administrar la frecuencia y la ubicación de los respaldos. En mi caso, es suficiente con hacer uno cada vez que cierro el proyecto. Si tienes un pen drive, en Ubicación de respaldo puedes colocar su dirección y Scrivener guardará una copia ahí sin que tengas que hacerlo manualmente.

Respaldos en la nube

Si no confías mucho en el plano físico, lo mejor que puedes hacer es crearte una cuenta en un servicio de alojamiento en la nube y guardar ahí tus respaldos. Primero, debes abrir una cuenta gratuita en Dropbox (Literature and Latte no recomienda ningún otro servicio). El proceso es estándar: das tu nombre y apellido, tu email y tu contraseña. A continuación, debes descargar el programa (si no encuentras el enlace, es este), el cual creará una carpeta cuyo ícono es una caja azul; debería estar en la barra de inicio.

Coloca la dirección de esa carpeta en Ubicación de respaldo y voilà, tus respaldos estarán disponibles en la nube, inmunes a cualquier accidente que le pueda ocurrir a tu computadora. Y tranquilo, tu carpeta está protegida con contraseña. Dropbox también ofrece verificación en dos pasos, así que nadie tendrá acceso a tus archivos. (Nota: si borras tu proyecto por accidente, tienes 30 días para recuperarlo con una cuenta gratuita en Dropbox. Gracias a Eukeni por el aviso).

Si usas la opción de almacenar tus respaldos en la nube, también puedes sincronizar varias computadoras. No obstante, esta esta función solo está disponible para Mac por ahora, así que su explicación tendrá que esperar a que la versión de Windows reciba la actualización correspondiente.

En la próxima entrada, aprenderemos cómo usar la vista selectiva y hacer colecciones.

5 comentarios

Deja un comentario
  • Oh que lastima lo que te ocurrio desde tus 14 añitos, medio lastima e incluso me identifique. en el año 2011 (comenze a escribir un libro de motivación con casos de la vida real y termine borrando la carpeta por descuidos, paso un largo tiempo hasta que volvi a escribir eso me mato) me motivaste a hacer una entrada similar a la tuya y a guardar mejor mis documentos.

  • Hola. En primer lugar muchas gracias por todas estas entradas sobre Scrivener. Gracias a ellas he aprendido más sobre este programa que realmente es muy bueno para escribir.

    He cambiado mi copia de respaldo a Dropbox, gracias a tus indicaciones y luego he visto que quizá sea mejor mantener el save automático en mi portatil y sincronizar en Dropbox. Al hacerlo he visto que lo que hace es una copia en RTF de los archivos de la novela.

    Trabajo en Mac, y he escogido la opción del Menú: File -> Sync -> With external folder. Las opciones que me deja para el formato son:

    Plain Text
    RTF
    Fnal Draft
    Fountain

    ¿Podría ser Fountain el formato fuente de Scrivener osea que sea el .scriv ?? Aunque al intentarlo me sale ext: TXT

    Pregunta: ¿Sabes si podría sincronizar con un archivo .scriv ?

    Es decir que de forma automática grabe en el disco duro del portatil y al acabar la sesión suba el fichero .scriv a DropBox?

    Si no lo consigo quizá si sea mejor tener la grabación automática en DropBox y luego bajarme manualmente la sesión a mi disco duro.

    Muchas gracias por tu ayuda.

  • Según el manual (capítulo 13), el respaldo que se realiza es en formato .scriv, pero no se puede sincronizar en ese formato.

    Fountain es un formato para guiones.

    Siento no poder ayudarte más, no tengo forma de ponerme a jugar con la función de sincronización porque uso Windows y hasta ahora no ha salido.

    Saludos.

  • Qué interesante, yo creo que tengo este asunto configurado por defecto. Voy a echarle un vistazo a ver qué localizo, aunque me temo que al ser en Mac, no todo será ni tan sencillo ni tan fiel a tus explicaciones… En fín, vamos a ponernos con ello. Gracias de nuevo y un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Ana Katzen.