Planificación literaria II: primeros pasos

Ok, ya aclaramos en la entrada pasada que probablemente seas un escritor híbrido. Eso quiere decir que ya estás planificando y ni siquiera lo sabes. Claro, a lo mejor no estás haciendo esquemas complejos con sinopsis para cada escena, pero antes de sentarte a escribir la primera línea de tu novela, tienes un montón de ideas en la cabeza por muchos meses y le vas dando vueltas a la historia, o garabateas notas en un cuaderno gastado, o haces una que otra ficha de personaje.

¿Esto cuenta como planificación? Sí. La verdadera pregunta es, entonces: ¿qué tan planificador eres? ¿Cuánto planificar de manera tal que puedas llevar una novela a buen puerto sin sentirte sofocado y qué métodos usar?

Lo bueno de esto de la planificación es que los primeros pasos siempre son algo laxos, de lo macro a lo micro. Por lo tanto, la mayoría de los escritores híbridos se sentirán cómodos con estos pasos. Los que quieran planificar más allá se verán beneficiados de aclarar lo general antes de meterse con los detalles.

Paso #1: define lo que quieres escribir

Quizá tengas una idea, una de esas que no te deja en paz y que te susurra al oído día y noche, estés ocupado o no. Deja que revolotee por ahí un rato, unos días o hasta semanas. En tu cabeza comienzan a gestarse los primeros indicios de un argumento y los personajes.

¿Listo? Bien. Hora de definir de qué va esta novela. Agarra un cuaderno, o abre un documento en Word, o una carpeta de proyecto en Scrivener. Vas a escribir una sola oración que describa esta historia.

No es nada complicado. Supongamos que la idea que te cautivó fue la imagen de una mujer sollozando en el suelo; tras unos pocos días de tener esa imagen ahí, se hizo más vívida, comenzaron a pasar cosas, y descubriste que era una mujer encerrada, maltratada por su esposo. Quieres escribir esa historia. Tu cerebro te lo exige.

La primera línea podría ser algo como: “Una mujer que halla la fuerza para salir de una vida de abuso.”

Ah, ahora tienes una trama. Todavía no sabes cómo llegó esa mujer ahí, ni que la impulsa a luchar de repente, ni cómo va a terminar. A lo mejor ni siquiera sabes su nombre. Pero ya sabes que esta mujer lo va a intentar, y eso es una trama.

Lo bueno de escribir esta simple oración es que te mantendrá encauzado. Además, antes de enviar un manuscrito a una editorial, debes hacer una carta de presentación con una breve sinopsis de tu novela. Puede que esa primera oración sea demasiado corta, pero te ayudará y puede servirte de gancho. Además, haremos una sinopsis que sí te servirá en breve.

Paso #2: añade una estructura

¡Tranquilo, esto no se trata de hacer un esquema! Es sólo tener en cuenta que toda historia necesita un inicio, un nudo y un desenlace. Pasa algo de tiempo generando ideas de cómo podría comenzar esta historia, qué podría impulsar a esta mujer a salir de esa vida (quizá tiene un hijo al que debe proteger de su esposo, u ocurre algo particularmente violento), qué acontecimientos importantes se darían y sus repercusiones, y cual sería el final.

Ahora, haz una lista con las escenas cruciales, las que consideras el corazón de esta novela, las que están clamando ser escritas. Esta lista no tiene que ser excesivamente larga o complicada, pero no te apresures. Lo bueno se hace esperar.

Tu lista inicial quizá sea corta, algo así:

  • Mujer en la cocina, esposo entra y la golpea.
  • Mujer escapa de casa con su hijo.
  • El esposo la encuentra.
  • No vuelve con él.

Eso está bien para empezar. Con esta lista tienes una idea general de lo que va a ocurrir en tus historia. Ahora haz una sinopsis más detallada haciendo mención en los puntos más relevantes. No tiene que ser muy larga, con un párrafo de 5 oraciones basta. Esta sinopsis te será de utilidad cuando tengas que presentarte ante una editorial.

Paso #3: define tus personajes

Ya que has llegado a este punto, es buena idea invertir algo de tiempo en los personajes que participarán en tu historia, especialmente los principales y los antagonistas. Hagamos algunas fichas.

La verdad es que hay gran variedad de estilos, algunos sólo con espacio para el nombre, edad y una descripción breve. Otras son un cuestionario de varias páginas. Como yo uso el método que describí en la serie de entradas Cómo evitar una Mary Sue, las fichas de mis personajes importantes se ven así:

Nombre:
Rol en la historia:
Historia:
Personalidad:
Quiere:
Debilidades:
Le gusta:
Odia:
Descripción:

Se ve un poco larga, pero es lo que encuentro necesario para los personajes importantes. Hago mucho énfasis en la historia y la personalidad (porque nuestra personalidad y nuestro pasado nos moldea), en lo que quiere (es su objetivo, lo que le motiva, posible causa de conflicto), y debilidades (causa interna que le impide obtener lo que quiere, otro motivo de conflicto).

Esto me da una imagen sólida de un personaje y asegura que no parezca sacado de un molde. Sus gustos, disgustos y descripción física me ayudan a añadir detalles para que sea más real.

Puede que ocurra que uno de tus personajes entre en conflicto con la trama, y que tengas que cambiar algunos puntos. Eso es normal. Mejor darse cuenta aquí que cuando ya tienes 200 páginas escritas, de las cuales tendrás que rescribir 50 porque llevaste a un personaje de las greñas. Conste: obligar a un personaje a hacer algo que normalmente no haría es completamente válido si hay un motivo tras ello, pero tiene que haber una consecuencia. Por lo tanto, si sientes que alguno de tus personajes se resiste, escúchale, y si algún punto argumental se siente forzado, recosidéralo. Haz tantos cambios como sea necesario.

Gracias a estos tres pasos, ya tienes una idea general de la obra que quieres escribir. ¿Deberías sentarte a escribir ahora? Quizá sí, si eres de los escritores que se sienten cómodos sólo con esto. Por si acaso, sin embargo, te invito a seguir leyendo para darle un poco más de forma al esqueleto de tu novela.

Paso #4: expande la estructura

En el paso 2, hicimos una breve sinopsis de la historia con los puntos más relevantes. Sin embargo, aún no sabemos cómo navegar entre esos puntos, cómo llegar de la A a la B, de la B a la C y así sucesivamente hasta llegar al final.

Tu lista inicial quizá era muy vaga. Pero tienes la cabeza llena de ideas, de escenas. Vuelve a la lista de puntos argumentales clave e intenta rellenar los espacios en blanco con ellas. Intenta empezar con las más importantes, aquellas que crees revelarán más aspectos importantes de la trama, de los personajes, información de trasfondo, etc hasta que tengas algo más completo como:

  • Mujer en la cocina, esposo entra y la golpea.
  • Mujer va al trabajo, donde su amiga ve los moretones.
  • Esposo rompe el brazo del hijo (evento incitador)
  • Mujer escapa con la ayuda de su amiga del trabajo.
  • Se dirigen a casa de su madre (no la ha visto en años por una pelea)
  • Madre los acoge, pero de mala gana y rehúsa su compañía.
  • Mujer encuentra trabajo en la ciudad, donde conoce a un hombre que la trata con respeto y comienzan su noviazgo.
  • Durante una semanas, el nieto va ganándose el corazón de su abuela.
  • Madre e hija tienen una charla y se reconcilian.
  • Esposo encuentra a su mujer. Ella le dice que no volverá. Él se molesta e irrumpe en la casa.
  • Pelea entre el novio y el esposo, el novio le da una paliza, mujer le pega un sartenazo en la cabeza en un momento tenso.
  • Lo arrastran a la parada y lo meten en el primer autobús rumbo a su ciudad natal. Ya hecho papilla y medio asustado por las amenazas del novio, el tipo no jode más.

(Toma en consideración que esta trama me la acabo de inventar, pero creo que ilustra mi punto).

Una vez más, recuerda tomar en cuenta a tus personajes. Si tu protagonista es un chico conforme con su vida y necesitas que acuda al llamado de la aventura, pues más te vale tenerle algo preparado que lo haga saltar a la acción.

Ve pensando en más escenas importantes, tantas como sean necesarias para que tengas un camino más claro, y añádelas a la lista. Intenta que sea más o menos en orden.

Paso #5: más sinopsis

Cuando creas que tienes una lista con suficientes puntos importantes, con posibles giros argumentales y demás, escribe una sinopsis de un párrafo para cada escena. No tiene que ser excesivamente larga. Para una escena en Los moradores del cielo, mi sinopsis fue:

Sarket, Selene y Enor se infiltran en el castillo para secuestrar a la alquimista. Ésta promete seguirles en silencio si recuperan sus manos, las cuales están en la habitación del kogo.

Algo sencillo como eso. Cuando escribí esa sinopsis, tenía una idea vaga y, por lo tanto, la descripción fue vaga. Sólo sabía que de alguna forma esos tres se infiltraban en un castillo y lo que iban a hacer ahí, pero no sabía cómo lo harían.

Haz lo mismo con tu lista. Te ayudará a recordar y a encontrar posibles cabos sueltos,o agujeros argumentales. Una vez tengas una idea más clara, amplia tu sinopsis inicial hasta que alcance una página más o menos.

Ya con esto tienes una idea bastante sólida, diría yo. Si trabajaste en ello, tienes una guía que no llega a ser tan detallada como un esquema; te permite ir descubriendo mientras escribes sin tanto riesgo de perderte a la deriva y verte forzado a borrar 10, 50, 100 páginas.

En la siguiente entrada, trataremos con los bloques de construcción de una novela: las escenas, y luego exploraremos cómo hacer un esquema para una novela.

10 comentarios

Deja un comentario
  • La mía es esta: Después de un desastre natural una "pacifica" ciudad se ve "sacudida" por un sigiloso asesino. Empieza una lucha desesperada por descubrir la verdad y el tiempo juega en contra de los agentes. ¿Quién ganará la partida?

    Te invito a leer mi primera novela online…

  • Ana te cuento que gracias a tu blog he logrado encauzar varias cosas de mi novela, el problema es que tengo un tablón lleno de escenas, ideas e historias, algunas que se relacionan y tienen sentido, pero siento que no puedo reducir mi historia a una sola frase, ni tampoco agregar una trama en 5 oraciones. Creo que todo eso lo he hecho de una manera "desordenada" en ese tablón, pero toda la info necesaria está ahí. Puede ser que con eso pase al paso 3 de tus entradas o debo arrancar desde el 1??

    • Prueba a reducirla en un párrafo de 10 oraciones. Si todavía no puedes, es probable que necesites dejar reposar las ideas un poco más. Hay historias que son muy complejas, por lo que no es fácil resumirlas. Sin embargo, con esfuerzo se puede.

  • Estoy leyendo tu forma de planificar y creo que somos parecidas en eso. Voy a ver que tal me va con el incio, el nudo y el desenlace. Ultima pregunta, esta estructura de inicio-nudo-desenlace debe aplicar a todo lo de la novela o se puede variar. ¿A que me refiero?, he leído que debe existir una historia central y luego historias secundarias. La historia principal puede centrarse en el protagonista o en el mundo que uno crea, y ahí está mi conflicto, quiero contar la historia del protagonista pero a la vez contar las desventuras del mundo que cree, ¿eso se puede? o ¿debo, sin excepción, centrarme en una u otra, y dejar como secundaria la historia restante?

    • Incluso esas historias tienen una estructura inicio-nudo-desenlace. Te recomiendo que leas alguna novela coral en la temática que te guste para que te hagas una idea de los recursos que emplean los escritores en tales casos. Verás que la estructura es la misma.

    • Gracias ana, tengo un lío en la cabeza, pero esencialmente se debe a que si me centro en la historia del mundo que cree debere hacer una novela coral, pero si me centro n el protagonista tendré que hacer una novela que no sea coral, es decir desde un punto de vista, y la verdad que todavía no puedo decidirme que me conviene

  • Ana: gracias por compartir en este blog. Los ejercicios literarios y recomendaciones son de lo mejor que he topado en la red. Ojalá puedas seguir creciendo esta sección aunque sea de manera esporádica, te mando un fuerte abrazo. Julio

  • Oye muchas gracias de verdad, ahora cada vez que quiero iniciar una historia, sea larga o corta, empiezo con estos pasos y siempre sale algo interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Ana Katzen.